Ruta de la minería al santuario de la mariposa monarca

El inicio de esta ruta será la ciudad de Pachuca, Hidalgo donde es infaltable la visita a su Reloj Monumental, representativo de este lugar. Conoce parte del pasado de esta ciudad en los museos de Minería y del Futbol y prueba su gastronomía.

Prosigue hacia Tula, Hidalgo. En este pueblo fundado en el siglo X por el hijo de Mixcóatl, puedes visitar la Parroquia y el antiguo Convento de San José en el centro. De ahí mismo puedes dirigirte a la Zona Arqueológica de Tula a través de su puente colgante. Admira Los Atlantes, gigantes de piedra basáltica de 4.6 metros que representan a Quetzalcóatl, localizados en la parte superior del Templo El Señor de la Casa de Alba. Conoce además el Muro de Culebras, el Palacio Quemado, la Pirámide del Sol y el juego de pelota.

Avanza hacia Jilotepec donde es digno de visita el Templo de San Pedro y San Pablo, que data del siglo XVI. Está rodeado de peñas, formaciones rocosas y bosques que vale la pena admirar.

A continuación se realizará una parada en el antiguo pueblo otomí de Acambay. Es un bello lugar de calles empedradas y casas con techo de teja, donde sobresale la Parroquia de San Miguel del siglo XVII. También imperdible el Parque Acambay y Aculco, rodeado de bosque, peñas, casadas y arroyos.

La siguiente parada será en Atlacomulco, un buen sitio para apreciar los tesoros de patrimonio religioso de nuestro país. Destaca el Santuario del Señor del Huerto, con una bellísima fachada de cantera rosa que resguarda antiguos retablos de gran valor. También puedes admirar la Catedral que llama la atención por sus vitrales y la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe, con una fachada de diseño plateresco.

Después toma dirección hacia el Oro, ubicado a 40 minutos al oeste de Atlacomulco. Es un Pueblo Mágico minero de arquitectura colonial única, en la que se combinan los estilos neoclásico y art nouveau, como el Palacio Municipal y el Teatro Juárez; también podrás conocer más de su historia en el Museo de la Minería. Deléitate con el mole de guajolote y la barbacoa de carnero, y después prueba la «chiva», licor de anís y hierbas como digestivo.

Ya en el estado de Michoacán llegarás hasta Tlalpujahua a solo 15 minutos de El Oro. Admira el Santuario del Carmen, el Museo Hermanos López Rayón y recorre los diferentes talleres de cerámica, arte plumario y alfarería. Especialmente para la época de Navidad, aquí encontrarás las más hermosas esferas de vidrio soplado, en todos los colores, tipos y diseños.

Como destino final de la ruta está el Pueblo Mágico de Angangueo. Un lugar espectacular de casas con techos de teja y calles empedradas que suben y bajan, situado en una montaña boscosa. En el centro destacan el Templo de la Inmaculada Concepción, la Iglesia de San Simón y el monumento al Minero, ya que en tiempos de la colonia aquí se extraían grandes cantidades de oro, plata, plomo y cobre. El atractivo más importante de Angangueo es el Santuario de la Mariposa Monarca, Maravilla Natural protegida y considerada Patrimonio de la Humanidad, que se puede recorrer en medio del bosque.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *