Llaman legisladores y especialistas a transitar hacía una vida más sostenible

Ciudad de México, 20 de noviembre del 2020.- En el taller “Hacia una regulación en materia de plásticos desechables”, legisladores y especialistas analizaron distintas líneas de acción para establecer un marco regulatorio sólido que propicie, por encima de cualquier interés, el desarrollo sostenible y el derecho a un medio ambiente sano.

 

El presidente de la Comisión de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático, Raúl Bolaños-Cacho Cué, dijo que la meta es lograr el cumplimiento de los 17 Objetivos del Desarrollo Sostenible impulsados por la Organización de las Naciones Unidas.

 

Señaló que es imprescindible cambiar los paradigmas, modificar los hábitos y patrones de consumo para evitar una mayor degradación y contaminación ambiental.

 

Indicó que es necesario buscar la cooperación entre los participantes de la cadena suministro, así como la colaboración de los gobiernos federal y estatal. “Desde la educación debemos sensibilizar a los consumidores para transitar hacía una vida más sostenible”, apuntó.

 

Es de sumo interés para nosotros presentar un proyecto de dictamen elaborado con toda la información que recibimos y escuchamos durante meses. Debemos poner orden a la gestión y manejo de los recursos, especialmente de los plásticos, expresó el legislador.

 

Puntualizó que es importante contar con el apoyo de los tres niveles de gobierno, pero es imprescindible que las industrias y la ciudadanía también asuman sus compromisos para reducir considerablemente la generación de desechos mediante actividades de prevención, reciclaje y reutilización.

 

En su oportunidad, el diputado del PVEM, Roberto Antonio Rubio Montejo, manifestó que la creación de una ley nacional que regule los plásticos de un solo uso es fundamental, ya que este tipo de desechos representa uno de los principales contaminantes en el mundo.

 

Subrayó que desde la Cámara de Diputados también se busca que haya gradualidad en esta materia, para no poner en riesgo los empleos de las personas que se encuentran inmersas en la economía del plástico. “Nuestra prioridad es el desarrollo sostenible y sólo lo lograremos garantizando el derecho a un medio ambiente sano para los mexicanos”.

 

En su oportunidad, Dolores Barrientos, Representante en México del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, aseguró que la participación de los gobiernos locales y de la sociedad civil son piezas clave para avanzar en el tratamiento de los plásticos en las distintas regiones del país.

 

Indicó que la Ley Federal de Manejo de Residuos debe incorporar la restricción de bolsas, popotes y todos aquellos productos derivados del unicel, ya que este material provoca enfermedades como el cáncer. Consideró que los objetivos, plazos y resultados de la legislación deben estar bien definidos, para tener un seguimiento y una medición adecuada.

 

En tanto, Andrea Brusco, de ONU Medio Ambiente, expresó que los trabajos de estos talleres están encaminados a que los gobiernos de la región reduzcan los plásticos de un solo uso.

 

Aseguró que senadores y diputados ponen el acento en los puntos clave respecto de los desafíos legislativos y regulatorios en un tema que genera un impacto importante en la salud del medio ambiente y de las personas.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *